Iniciar sesión

Copyright y Copyleft. Licencias Creative Commons.

Publicado por el 3 Mar, 2016 | 0 comentarios

En el artículo anterior, Derechos de autor, propiedad intelectual y propiedad industrial. Registros y Conflictos, he comentado los aspectos básicos de la propiedad intelectual y derechos de autor, hoy me voy a referir especialmente al copyright y el copyleft, a otros tipos de licencias (Creative Commons) y su clasificación según el tipo de restricciones que la obra tenga.

Copyright-Copyleft

Un poco de historia del Copyright

En la antigüedad, las obras no tenían prohibiciones de copia, de reproducción ni de edición. Con la aparición de la imprenta, se facilitó la distribución y copia masiva de las obras, y posteriormente surgió la necesidad de proteger las obras no como objetos materiales, sino como fuentes de propiedad intelectual. Surge la necesidad de crear el Copyright.

La primera normativa sobre derechos de autor, se remonta a finales de 1710, con la aprobación del parlamento inglés del El Estatuto de la Reina Ana, esta ley establecía que todas las obras publicadas recibirían un plazo de copyright de 14 años, renovable por una vez si el autor se mantenía con vida (un máximo de 28 años de protección) luego pasarían a ser de dominio público. Mientras que todas las obras publicadas antes de 1710 recibirían un plazo único de 21 años, contados a partir de esa fecha.

Con el paso del tiempo y tras varios cambios en las dieferntes legislaciones, la mayoría de países contaban con una duración de los derechos de autor de 50 años. En 1998, durante el gobierno de Clinton, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Sonny Bono Copyright Term Extension Act, esta ley extiende la protección de Copyright por veinte años más, es decir hasta 70 años después de la muerte del creador.

El Copyright en España

En la legislación española el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril sobre Propiedad Intelectual, establece la protección de Copyright hasta 70 años después de la muerte del autor de la obra, luego pasa a ser de dominio público y podrá ser utilizada por cualquier persona, además, en su art. 146, se regula la utilización de símbolos o indicaciones de reserva de derechos:

El titular o cesionario en exclusiva de un derecho de explotación sobre una obra o producción protegidas por esta Ley podrá anteponer a su nombre el símbolo © con precisión del lugar y año de la divulgación de aquéllas.

Estos símbolos y referencias deberán hacerse constar de modo que se muestren claramente que los derechos de explotación están reservados. El símbolo © hace referencia al derecho de copia (copyright) que protege obras intelectuales, como líricas y la música de una canción (escritos), libros, obras dramáticas, obras cinematográficas y audiovisuales; dibujos, pinturas; programas de ordenador, etc.

En cuanto a la marca y a efectos legales, se considera una forma de registro sobre cualquier símbolo utilizado para identificar de manera exclusiva uno o varios productos comerciales o servicios. Dicho símbolo suele denominarse como “marca registrada” (en inglés, trademark), la cual se muestra de forma abreviada con los iconos ™, M.R. o ® , aunque esto no es indicativo del registro ante la autoridad competente.

El símbolo de una marca registrada puede ser una palabra o frase, una imagen o un diseño, y el uso del mismo para identificar un producto o servicio solo le está permitido a la persona física o jurídica que ha realizado el registro de dicha marca o la que esté debidamente autorizada por quien la ha registrado.

Una marca registrada determina la identidad gráfica/física/operativa de un producto o servicio. Incluye elementos gráfico-visuales propios que diferencian el artículo de sus competidores, proporcionándole cierta identidad en el sector comercial. Además, se trata de una identidad registrada, protegida por las leyes correspondientes que puede utilizarse con exclusividad.

 

El Copyright en la actualidad

Hoy en día, con el avance imparable de las tecnologías, la aparición de dispositivos cada vez más portátiles y sofisticados, la creación de aplicaciones cada vez más variadas y para todo tipo de tareas y finalidades, el incremento constante de usuarios de la red de internet, la globalización del acceso a la información, la universalización de la difusión de contenidos de todo tipo, cada vez más al alcance de todos, el auge en constante aumento de las numerosas y diversas redes sociales y la presencia cada vez mayor, de empresas, productos, marcas y personas en internet, conllevan a que  cada día circule por la red una cantidad impresionante de contenido digital (datos, información, imágenes, sonidos, etc., etc.) al alcance de todo aquel que tenga acceso a internet.

 

Copyright

Todo ese flujo de información y contenidos digitales, si bien son accesibles libremente por los usuarios de la red, no son de dominio público, sino que están protegidos por defecto por el derecho más restrictivo de todos, el Copyright (Derecho de Copia), solamente el autor de la obra tiene derecho a utilizarla y si alguna otra persona o entidad quiere hacer uso de esta obra, tiene que pagar al autor y pedirle permiso.

The Battle of Copyright

The Battle of Copyright.

A raíz de esta coyuntura, el piratear contenido digital, es decir la descarga fuera de la legalidad de contenido con derechos de autor y/o su utilización, disposición y explotación sin la expresa autorización de éste, es moneda corriente y por ende cada vez más perseguido por la justicia, destacándose el cierre de páginas web de descargas masivas, denuncias a empresas y gobiernos, etc..
No todos los usuarios son conscientes o tienen conocimiento de esta protección de los derechos de las obras que circulan libremente por la red, o en algunos casos son ignoradas a drede con mala intención para sacar un beneficio extra y obtener un ahorro por no tener que producir o encargar la producción de piezas, contenidos, recursos gráficos, fotográficos, literarios, etc., etc., ya que se han obtenido ilegalmente de la red quebrantando deliberdamente los derechos que portegen dichas obras.

Poniendo especial atención a los contenidos digitales en relación con el diseño gráfico y el diseño web, es muy común visualizar páginas web y material gráfico que utilizan, por ejemplo, imágenes o textos que se han buscado directamente con algún buscador como Google, se han descargado sin reparos y sin interesarse por conocer su procedencia, autoría o correspondencia de licencias de protección de derechos para utilizarse en la creación o diseño de nuevas obras, con el consecuente ahorro de inversión que conllevaría la creación de las mismas o, en todo caso, el pago de los aranceles correspondientes para su legal utilización.

En el tiempo que llevo trabajando en diseño gráfico y diseño web, he conocido bastantes potenciales clientes, que me han encargado algún tipo de trabajo de diseño gráfico o diseño web y me han querido proporcionar el material gráfico y/o el contenido textual, directamente obtenido por ellos de la web de forma totalmente ilegal y a pesar de advertirles de la no utilización de dicho material por respeto a sus autores e informarles y asesorarles de las consecuencias negativas que ello podría ocasionarles, han hecho caso omiso a mis recomendaciones, por lo que he declinado trabajar con ellos. Además si como diseñador acepto llevar adelante un trabajo en el que soy consciente del uso de material de obtención ilegal la responsabilidad también recaerá sobre mi y en consecuencia podría ser sancionado.

Sin embargo y afortunadamente, son muchos los clientes que aunque en principio desconocen estos derechos o no saben exactamente como se manejan, pero al enterarse de los mismos, entienden perfectamente la obligación de hacer las cosas bien y ante la necesidad de generar recursos gráficos y contenidos textuales, asumen los costes de su producción o el pago de las tasas correspondientes para su usufructo.

Dependiendo el tipo de clientela que tengamos podrá apreciarse en mayor o menor medida el conocimiento y el grado de respetabilidad que se tenga de las legislaciones que amparan los derechos de autor.

Cuando se realiza el disñeo o creación de una pieza gráfica determinada, pongamos como ejemplo el diseño de un simple folleto para promocionar algún servicio o producto, intervienen varios elementos básicos:

  • El contenido textual, es decir el mensaje o la información que queremos transmitir.
  • El material gráfico: fotografías, infografías, ilustraciones, gráficos, logotipos y/o marcas.
  • El propio diseño gráfico de la pieza.
  • Las fuentes tipográficas utilizadas en el diseño.

Estos elementos básicos, sirven para conformar la estructura de la pieza para integrar en ella el mensaje a transmitir, enfatizar con los diversos recursos disponibles, cómo y qué se quiere decir, y definir su morfología y su estética teniendo en cuenta factores como el público objetivo, el ámbito de difusión, etc. Todos y cada uno de los elmentos mencionados estarán protegidos por la licencia de Copyright, por defecto, desde el momento de su creación a menos que se liberen expresamente algunas o todas las restricciones para su uso.

 

Copyleft

El copyleft es una práctica que consiste en el ejercicio del derecho de autor con el objetivo de permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, hacer un uso comercial de esta ( esto ultimo si el autor lo desea ) sin ningún problema, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. Se aplica a programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor.

La batalla del Copyleft

La batalla del Copyleft.

En la década de los 80, Richald Stallman inicio el desarrollo del sistema operativo completamente libre GNU, No es Unix (GNU is Not Unix) para hacer frente al sistema de carácter privativo UNIX, un sistema operativo no libre muy popular, que está basado en una arquitectura que ha demostrado ser técnicamente estable. El sistema GNU fue diseñado para ser totalmente compatible con UNIX.
Poco tiempo después fundó la organización sin ánimo de lucro Free Software Foundation para coordinar el esfuerzo. Estableció el concepto de Copyleft, que fue utilizado en la Licencia Pública General GNU (conocida como la «GPL») en 1989. De esta forma se cimentaron las bases que rigen hoy en día el Software Libre.

El término Copyleft surge como un juego de palabras en torno a copyright: «derecho de autor», en inglés (literalmente «derecho de copia») con otro sentido, el de left: pretérito del verbo dejar o permitir (literamente «dejar copiar»), así como izquierda, en contraste con right, que es derecho.

Los partidarios del Copyleft lo proponen como alternativa a las restricciones que imponen las prácticas tradicionales de los editores y de la industria del entretenimiento, y ofrecerle al autor la posibilidad de liberar una obra, escogiendo una licencia libre que permita su utilización, copia, modificación y redistribución, al mismo tiempo que, mediante el copyleft, se garantiza que se preserven estas libertades para cualquier receptor de una copia, o de una versión derivada.

 

El Copyleft y la cultura libre

La cultura libre es una corriente de pensamiento que promueve la libertad en la distribución y modificación de trabajos creativos basándose en el principio del contenido libre para distribuir o modificar trabajos y obras creativas, usando Internet así como otros medios.

Lawrence Lessig, autor del libro Cultura Libre, impulsó las conocidas licencias Creative Commons una alternativa de “algunos derechos reservados” al existente método de “todos los derechos reservados” de los Derechos de Autor. Lessig afirma que el Derecho de autor es un obstáculo para producir cultura, compartir conocimiento e innovar tecnológicamente, y que esos intereses privados se oponen al bien común.

El concepto Copyleft nació bajo este contexto de cultura libre, las licencias tipo Copyleft se adaptaron para que también protegieran obras culturales (científicas, literarias y artísticas). La cultura libre está conformada por cuatro diferentes tipos de corrientes de pensamiento: El dominio público, el Copyleft, las licencias Creative Commons y las licencias de software libre.

 

Creative Commons

Creative Commons

Fundada en 2001 en San Francisco, por Lawrence Lessig, Creative Commons, una corporación sin ánimo de lucro basada en la idea de que algunas personas pueden no querer ejercer todos los derechos de propiedad intelectual que les permite la ley, su premisa es que existe una demanda no satisfecha de un modo seguro que permita decir al mundo la frase Algunos derechos reservados o incluso Sin derechos reservados.

Mucha gente se ha dado cuenta a lo largo del tiempo de que el derecho de copia absoluta no le ayuda a la hora de conseguir la exposición o distribución amplia que desea. Muchos empresarios y artistas han concluido que prefieren confiar en modelos innovadores de negocio más que en los derechos de copia con pleno derecho para asegurarse un beneficio en su inversión creativa.

Para otros, es una satisfacción contribuir y participar en un proyecto intelectual común. Por la razón que sea, es obvio que muchos habitantes de Internet quieren compartir su trabajo y poder reutilizar, modificar y distribuir su trabajo con otros en términos generosos. Creative Commons trata de ayudar a la gente a expresar esta preferencia por compartir ofreciendo a todo el mundo un conjunto de licencias en la web, sin coste alguno.

 

Licencias Creative Commons

En las licencias Creative Commons existen 4 condiciones básicas:

Reconocimiento (Attribution)

Reconocimiento (Attribution)

En cualquier explotación de la obra autorizada por la licencia hará falta reconocer la autoría.

No Comercial (Non commercial)

No Comercial (Non commercial)

La explotación de la obra queda limitada a usos no comerciales.

Sin obras derivadas (No Derivate Works)

Sin obras derivadas (No Derivate Works)

La autorización para explotar la obra no incluye la transformación para crear una obra derivada.

Compartir Igual (Share alike)

Compartir Igual (Share alike)

La explotación autorizada incluye la creación de obras derivadas siempre que mantengan la misma licencia al ser divulgadas.

A partir de estas se generan las 6 combinaciones que producen las licencias Creative Commons:

Reconocimiento (by)

Reconocimiento (by)

Se permite cualquier explotación de la obra, incluyendo una finalidad comercial, así como la creación de obras derivadas, la distribución de las cuales también está permitida sin ninguna restricción.

Reconocimiento – NoComercial (by-nc)

Reconocimiento – NoComercial (by-nc)

Se permite la generación de obras derivadas siempre que no se haga un uso comercial. Tampoco se puede utilizar la obra original con finalidades comerciales.

Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa)

Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa)

No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd)

Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada (by-nc-nd)

No se permite un uso comercial de la obra original ni la generación de obras derivadas.

Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa)

Reconocimiento – CompartirIgual (by-sa)

Se permite el uso comercial de la obra y de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – SinObraDerivada (by-nd)

Reconocimiento – SinObraDerivada (by-nd)

Se permite el uso comercial de la obra pero no la generación de obras derivadas.

 

Obtener la licencia

Para obtener una licencia de Creative Commons, diríjase a la siguiente dirección: creativecommons.org. Se obtendrá una licencia adecuada para su trabajo expresada de tres formas:

  • Commons Deed: Es un resumen fácilmente comprensible del texto legal con los iconos relevantes.
  • Legal Code: El código legal completo en el que se basa la licencia que has escogido.
  • Digital Code: El código digital, que puede leer la máquina y que sirve para que los motores de búsqueda y otras aplicaciones identifiquen tu trabajo y sus condiciones de uso.

 

Utilizar la licencia

Una vez escogida la licencia se debará incluir el botón Creative Commons “Algunos derechos reservados” en su sitio, cerca de vuestra obra. Este botón enlaza con el Commons Deed, de forma que todos puedan estar informados de les condiciones de la licencia. Si encuentra que su licencia ha sido violada, entonces tendrá las bases para poder defender tus derechos.

Copyright y Copyleft. Licencias Creative Commons.
5 (100%) 2 votes

Deje un comentario